Hipoxia del feto: ¿qué tan peligroso es la falta de oxígeno y cómo hacerle frente?

Loading...

El diagnóstico de hipoxia o anoxia del feto oye cada décima mujer que está embarazada. Hipoxia - no es una enfermedad, es una fuerte alarma acerca de los posibles cambios patológicos en el cuerpo del bebé nonato.

Los cambios en la intensidad provoca el deterioro de suministro de sangre, que a su vez conduce a una falta de oxígeno y la deficiencia de nutrientes, que entra a través del cordón umbilical.

La hipoxia se refiere a las complicaciones más graves del embarazo. La deficiencia de oxígeno en un trimestre y sus efectos pueden conducir a anomalías y retraso en el desarrollo del SNC, el cerebro o la médula espinal, los vicios de vísceras. Si la patología permanece sin supervisión y tratamiento adecuados, las consecuencias pueden llevar a la discapacidad y la muerte del niño.

Causas de hipoxia intrauterina

La hipoxia del feto se divide en formas agudas y crónicas. Las formas agudas se desarrollan con mayor frecuencia como consecuencia de un trauma al nacer, un parto rápido o prolongado. La crónica puede desarrollarse de forma casi imperceptible durante mucho tiempo.

Para evitar consecuencias desagradables y peligrosas, es necesario seguir estrictamente las recomendaciones del médico y controlar atentamente su salud: durante el período de carga del bebé, su soporte vital depende totalmente de la madre. Cualquier enfermedad puede afectar negativamente el desarrollo del feto, incluso si la mujer se siente bien.

No debemos olvidar que durante el embarazo, la carga sobre los órganos internos se multiplica muchas veces y la circulación sanguínea se deteriora, lo que puede convertirse en una de las causas de la hipoxia.

Hay otras razones que contribuyen al desarrollo del hambre de oxígeno:

  • Anemia: la falta de hemoglobina en la sangre es el principal signo de una alteración en el trabajo de los glóbulos rojos (glóbulos rojos). Son responsables del mecanismo de suministro de oxígeno a los tejidos y órganos internos, la hipoxia como consecuencia de su disfunción.
  • Enfermedades del sistema cardiovascular.
  • Asma bronquial, bronquitis crónica y otras enfermedades respiratorias.
  • Diabetes mellitus
  • Enfermedad renal en formas agudas o crónicas.
  • Dependencia de nicotina de la madre.

La hipoxia puede conducir a causas internas.Esta malformación congénita del feto, infección intrauterina, diversas patologías de la placenta o el cordón umbilical, las anomalías de la actividad laboral, embarazo perenashivanie, enfermedad hemolítica que se produce como resultado de la sangre y la madre del niño Rh-conflicto.

Síntomas de hipoxia fetal y métodos de diagnóstico

Antes de la semana 18 del embarazo para diagnosticar la falta de oxígeno es posible sólo después de un examen médico. Se prescribe si la futura madre tiene anemia, diabetes mellitus u otra enfermedad.

Independientemente identificar los signos y síntomas de la deficiencia de oxígeno puede ser en un momento en niño se hacen regulares y solo moviendo.

Para ello, contar el número de episodios de motor para todo el día, por lo general, no debe haber más de 10, la duración de cada una de unos 1-2 minutos. Si la actividad motora del bebé aumentado de forma espectacular, y después de un tiempo, por el contrario, se ha vuelto mucho menos común, es un síntoma alarmante. Debe comunicarse con el hospital tan pronto como sea posible, en el que el diagnóstico es confirmado o refutado por estudios adicionales.

Para identificar la hipoxia puede ser a través de los siguientes estudios.

Estudios bioquímicos de sangre o agua amniótica las mujeres embarazadas ayudan a identificar los signos de falta de oxígeno al cambiar la composición de la sangre o nublar el líquido amniótico.

Diagnóstico de hardware proporciona el cuadro clínico más completo, por lo tanto, se incluye en el programa obligatorio para controlar el curso del embarazo:

  • CTG (cardiotocography) se prescribe a todas las mujeres embarazadas después de 30 semanas para controlar los latidos cardíacos fetales. Este método a menudo da imprecisiones, por lo que los resultados deben ser revisados ​​nuevamente;
  • El ultrasonido ayuda a comprender, si los tamaños y el peso del chiquitín corresponden a los plazos del embarazo, estimar el espesor de las paredes de la placenta y el grado de su madurez, la transparencia el líquido amniótico;
  • La dopplerometría revela signos de alteración del flujo sanguíneo en las arterias uterinas y la placenta, así como también la frecuencia cardíaca del feto. Más sobre Doppler. →

Un especialista experimentado es capaz de detectar síntomas de hipoxia con la ayuda de pruebas funcionales. Consisten en controlar la frecuencia de los latidos del corazón del bebé antes y después de un esfuerzo físico moderado, que la futura madre tendrá que experimentar.

Tratamiento y prevención de la hipoxia

La falta de oxígeno y sus consecuencias son fatales para el feto en cualquier momento desde la concepción. Si no se pueden evitar los problemas y aparecen los primeros síntomas de hipoxia, es necesario comenzar inmediatamente el tratamiento bajo la supervisión de un médico. En primer lugar, elimine las causas del problema y alivie sus síntomas.

La forma crónica de la patología se elimina con la ayuda de medicamentos que ayudan a mejorar el suministro de sangre al útero. La dieta de una mujer embarazada está enriquecida con un complejo de vitaminas, en la mayoría de los casos se receta una dieta con restricción de alimentos grasos, sal y azúcar.

Como la prevención es el descanso recomendado, las caminatas regulares al aire libre, la gimnasia fácil.

La ropa debe ser cómoda y suficientemente libre, esto evitará apretar las extremidades y empeorar la circulación sanguínea. La comida debe ser equilibrada, con un alto contenido de hierro para prevenir la anemia. De los malos hábitos, es mejor rechazar por completo, incluso durante el período de embarazo.

Las consecuencias de la hipoxia pueden complicar significativamente la vida de una persona pequeña y sus padres, por lo que siempre debe mantener su salud bajo control.Cualquier signo de falta de oxígeno debe ser una ocasión para consultar al médico tratante.

El embarazo es un momento maravilloso, pero terminará muy rápido, y luego comenzará una nueva vida, y lo que será depende más de la cordura de la futura madre. Para evitar consecuencias desagradables, es necesario aprobar los exámenes asignados a tiempo y cumplir con las recomendaciones.

Autor: Julianna Fry, un obstetra-ginecólogo,
especialmente para Mama66.com

Consulta de un especialista: cómo contar las perturbaciones del bebé

Le recomendamos que lea:Pruebas de embarazo Clearblue: elegimos la más precisa

Загрузка...

Mira el video: Recuperacion de Derrame Cerebral (Febrero 2020).

Loading...